Nuestra Historia

        La historia del Club Argentino de Yatemodelísmo , tiene a lo largo de su existencia distintos altibajos , en este resumen trataremos de sintetizar su desarrollo.

Se deben dividir en distintos temas, algunos datos referenciales y otros si vivenciales a través de quienes lo conocieron, Ejemplo, Fundación,  Comienzos, Desarrollo , Pileta , Clase de barcos , Asociaciones Afines etc.

               FUNDACION, FORMACION, DESARROLLO.

      Según comentarios de los más antiguos asociados al CAYM , como el caso de Miguel Roig, (quien fuera el continuador de los boletines “BUENAS AMURAS”, ya que las primeras publicaciones fueron ideadas por Mario González), y de Enrique Saavedra, la fundación del Club data del año 1938 aproximadamente, por iniciativa de los aficionados que concurrían los fines de semana a la pileta de la plaza Urquiza, que muchos en ese entonces le llamaban Plaza Francia, por ser esta la más conocida.

      Los barcos eran de construcción artesanal, y de las más variadas medidas, lo que hacía que fuera más una competencia por el mejor modelo y no por la competencia entre los mismos, existían de: 60, 65,75 ,90 cm, 1m y 1.27 m, muchos por la influencia de los datos que alguien traía  de Europa.

    Con el cierre de la pileta, para la construcción de un monumento, la actividad se reciente debiendo buscar otros lugares para navegar, las piletas de Ezéiza, Balneario Municipal, etc.

     Con la restitución de la pileta  a su emplazamiento original, la actividad vuelve a tomar mayor interés entre los aficionados, y el reencuentro de muchos de ellos, Nombres como: Urbistondo, Medin, Houret, Seoane, Amor, Teló, Suligoig, Azar, Betinótti, Landó, Di Salvo, Lires y la lista sigue con otros que se incorporaron Reicín, Mario González, Gilárdi, Tépman, Fernandez, Conte, Bravo, Bond y con otros muchos más que lamentablemente no recuperamos sus nombres.

       Es entonces que el CAYM empieza a normalizar los tipos y medidas y se inician las competencias por clases. Entre los pioneros en la clase “G”, nombres como Enrique Saavedra, Juan Gherzi, Jaime Gaer ( El “G65” y el “RG65 llevan la G en honor a J. Gherzi), participando de las regatas miembros de otras asociaciones,  entre ellos, Ereñu, Nestor Conte, Vega, Lascano, Sapienza, etc., y los más jóvenes “Pibes” de no más de 12 años como Eduardito Conte, Alfredito Rovere (hijo del Diseñador) Gonzalito Lires, etc.  Muy bien lo explica José C A DI Salvo en (www.cibernautica.com.ar), en el desarrollo de  la clase RG65.

      A partir del año 1980 aproximadamente con nuevas autoridades, se comenzó a tomar nuevamente el hilo de la participación, en las clases “G65” los Domingos a la mañana  en la pileta , los Sàbados por la tarde los “RG65”, y otros Sàbados, a la clase “M”, cuyo semillero fueron los “TRAPPER” de Telò y Amor, el “ORION” de Pollono, el “TOAD” de Azar y la super producción de cascos de los distintos modelos que hacia Mario Gonzalez, y que cada uno lo modificaba a su gusto, y el de Murchio que era un Frers hermoso.

En  un encuentro auspiciado por Prefectura Naval Argentina en Dàrsena “F”, que reunimos 24 “M” Marbelhead, lo cual demuestra el entusiasmo por la actividad en ese entonces.

      En el año 1989 el Yacht Club Argentino como autoridad Nacional, reconoce al CAYM como miembro, dándole un lugar en la representación internacional.

A partir de ese momento, con motivo de la participación en la regata Buenos Aires –Río de Janeiro, de Ricardo Pollono y Luis Angel Lires, que lograron  contacto en la “Laguna Rodrigo de Freitas” con los aficionados Brasileños en la persona de Luíz Gómez, es a partir de ese momento que comenzó la integración y la participación Internacional del CAYM y de Argentina en el contexto mundial del Yatemodelismo.  

                                                                               Luis Angel Lires

9ecd6ad1-691e-4efc-9fa9-e58df3ff75d6.jpg
d026030e-280f-41e7-bcf9-b54950f5bc12_edi
Historia-Clase-RG65.jpg